Psoriasis

¿Qué es la psoriasis?

Es una enfermedad inflamatoria de la piel que tiene una distribución universal, afecta al 1-5 % de la población general, con diferencias en la prevalencia en el mundo entero. La mayoría de los estudios refieren datos hospitalarios y no de población general. En el Ecuador no existen datos estadísticos adecuados sobre la incidencia y prevalencia, el último dato del Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censo (INEC), reporta 86 casos de los egresos hospitalarios en el año 2000. En el Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) durante 7 años, 1995-2002, se registraron 290 pacientes, con una prevalencia del 1.1 % de las consultas nuevas.

En Ecuador según un estudio realizado el 0.59% presentaba la enfermedad. Hoy sabemos que existen aproximadamente 100.000 ecuatorianos con esta patología. Existe un aumento significativo en la casuística. Predominio en el sexo masculino y en edades prevalentes entre 40-60 años, en especial la forma en placas. En Cadermint (Centro de Atención Dermatológica Integral), los últimos 4 meses se reporta que en 1000 atenciones nuevas, 12 tienen psoriasis.

 

Recomendaciones

- La evaluación cuantificada de la extensión y la intensidad de la psoriasis (PASI: Psoriasis Area and Severity Index) es importante en el manejo del paciente con psoriasis, aunque generalmente no se realiza por cuestiones de tiempo.

- La psoriasis tiene muchas implicaciones en la Calidad de Vida (CV) de los pacientes. Estas implicaciones son múltiples y bidireccionales con alteraciones psicológicas y psiquiátricas como la depresión, el defecto de autoestima, la ansiedad o las disfunciones sexuales. En general, un abordaje del paciente en la que se desarrolle su afectividad y se le ofrezca un apoyo psicológico, facilita el manejo del estrés diario que les ocasiona su enfermedad e incluso mejora el prurito y las dificultades en el sueño.

- El elevado costo de las medicinas y la no respuesta de los tratamientos hacen que el paciente desista de la idea de visitar a un especialista y se conforma con tener la enfermedad, porque consideran que no se “van a curar”, produciendo malestar físico y sufrimiento psíquico que muchas veces le lleva al intento de suicidio POR EL ASPECTO FISICO QUE PRESENTA, que genera rechazo de sus amigos, a nivel laboral e incluso de sus familiares.

ES UNA DISCAPACIDAD CUTÁNEA POR LO QUE REPRESENTA PARA EL PACIENTE, que le obliga a asilarse de todo ambiente (social, familiar, laboral, etc.).

Mitos más comunes

- No existen mitos definidos.

¿Cómo trata la psoriasis Cadermint?

- Evaluación dermatológica, para el tratamiento y seguimiento y así evitar menos recidivas.

- Evaluación psicológica, el estrés juega un papel fundamental en la patología, con terapia de apoyo, controlamos el nivel de estrés o ansiedad del paciente, también controlamos los estados de depresión por tener la enfermedad.

- Evaluación psiquiátrica si amerita con médicos de apoyo.

- Evaluación reumatológica con médicos de apoyo, por la Artritis Psoriásica.

- Evaluación mediante interconsulta con medicina interna para control de comorbilidades.

- Grupos de autoayuda, es fundamental para que el paciente acepte el tener este problema.

Realización de PASI (Psoriasis Area Severety Index), Test de Calidad de Vida, para un mejor control.

- Tratamientos especiales con Fototerapia, Medicina Biológica, etc., dependiendo de la extensión.

Es importante recalcar que hoy también se realiza interconsultas con nutricionistas, pues la mala alimentación que realizamos, la vida sedentaria, el estrés, hace que los pacientes tengan trastornos nutricionales y por ello tengan obesidad que agrava la psoriasis. En el Ecuador existen cifras del 59% de obesidad.

Además, el primer aspecto clave en el manejo de un paciente con psoriasis es una buena y clara relación médico-paciente, pues es una entidad muy dependiente de factores ambientales y psicológicos, que no llega nunca a ser curada solo “controlada”, y por su aspecto inestético produce con frecuencia una actitud de aislamiento.

La información que se entregue al paciente es decisiva para obtener respuesta favorable a lo que vamos a utilizar, no se debe ocultar la cronicidad, recidivas, ausencia de contagio, comodidad o incomodidad de los tratamientos, fórmulas magistrales, factores desencadenantes y las reacciones secundarias de tal o cual medicamento deben ser bien conocidas por el paciente. También se debe tomar en cuenta el tipo de psoriasis, gravedad, extensión, localización, sexo, edad, actividad profesional, social y patologías comorbidas existentes.

Toma tu cita aquí

Si deseas conocer más, toma tu cita en Quito con nuestros especialistas.

*Fechas sujetas a disponibilidad, previa confirmación teléfonica.